postventa@calzados-guante.com.ar       

Blog

Trucos para Descansar Mejor Durante el Verano

Cuando nos enfrentamos a veranos tan calurosos como los que nos tocaron últimamente, se hace muy difícil descansar bien por las noches. Por eso, te damos algunos consejos que podrían ayudar un poco, para poder dormir en las noches de altas temperaturas.

Seguramente cada uno tenga sus trucos para poder dormir en estos meses de verano, posiblemente los que mejor descansan sea porque tienen el aire acondicionado prendido toda la noche (con las consecuencias adversas de ello) o porque duermen dentro de la heladera, sea como sea, si no eres de los afortunados que cuentan con aire acondicionado, nunca está demás conocer algunas recomendaciones extra para tratar de descansar mejor.

1. Cena ligero

1 comer liviano

Mientras menos pesados sean los alimentos, será mejor para el organismo. Las frituras, las carnes rojas y las grasas saturadas hacen que el organismo se deshidrate y dificultan la digestión. Lo mejor es comer alimentos ricos en fibra y agua. Y procura hacerlo al menos dos horas antes de irte a la cama.

2. Evita las siestas

2 siesta

Sabemos que para muchos la siesta es “sagrada”. Pero intenta no dormir por la tarde, ya que si lo haces tu cuerpo habrá descansado y por la noche te costará mucho más cerrar los ojos. Deja las siestas solo para el fin de semana o para cuando estés de vacaciones ya que será cuando te acuestes más tarde por la noche.

3. Ducha con agua templada

3 ducha

Aunque parezca algo raro, ducharse con agua fría no es lo mejor para refrescarnos y dormir más a gusto, ya que un contraste con agua fría solo te aliviará en el momento. Frente a una bajada tan rápida de la temperatura nuestro cuerpo reacciona gastando más energía para recuperar la temperatura y terminas teniendo más calor. Todo lo contrario, a lo que sucede cuando el agua es caliente, ya que al finalizar la ducha el contraste con el exterior hará que te sientas más fresco. Además, relaja los músculos antes de irte a dormir y reactiva la circulación con lo que tu cuerpo estará más preparado para el descanso.

4. Usa sábanas de algodón

4 sabanas

En verano lo mejor es que optes por sábanas de colores claros y hechas de fibras naturales como el algodón. Este tipo de sábanas permiten a la piel respirar mejor y son ideales para promover la ventilación y el flujo de aire en la habitación. A pesar de que a mayor número de hilos en un tejido más durabilidad tendrán las sábanas, dejarán pasar menos el aire. Para esta época del año se recomiendan las sábanas entre 150 y 200 hilos 

5. Consigue una botella térmica

5 botellon

Consigue una botella térmica que te servirá para todo, en verano puedes llenarla con agua fría para mantenerte fresco o colocarla bajo la almohada, o las sábanas, para que cree una temperatura agradable en la cama. En invierno puedes llenarla con agua caliente y hacer lo mismo.

6. Saca el aire caliente

6 ventilacion

Los ventiladores pueden usarse para enviar el aire caliente hacia fuera, no solo para moverlo. Coloca ventiladores hechos de cartón fuera de tu ventana con el fin de expulsar el aire caliente. Si tienes ventiladores de techo, ajústalos para que las aspas giren en el sentido contrario a las agujas del reloj, empujando el aire hacia fuera.

7. Deja las luces apagadas

7 bombillas

Cualquier bombilla genera calor, por lo que para mantener más fresca la habitación lo recomendable es que aproveches las largas horas de luz de los días de verano empleando una iluminación mínima. También trata de apagar todos los dispositivos electrónicos de tu habitación y tu casa. Para reducir el calor y ahorrar energía, desconecta todos los cargadores y cables de energía de los enchufes.

8. Fabrica tu propio aire acondicionado

8 ventil

Llena un recipiente poco profundo con hielo, colócalo delante de un ventilador, notarás como, a medida que el hielo comienza a derretirse, se va creando vapor frío, que el ventilador se encargará de repartir por toda la habitación.

9. Enfría tu cuerpo

9 compresas

Para bajar la temperatura de tu cuerpo, coloca compresas frías en las muñecas, cuello, codos, entrepierna, talones y detrás de las rodillas, que son las zonas que concentran el calor.

10. Reduce la deshidratación nocturna

10 hidratacion

La transpiración y el constante movimiento en la cama pueden generar deshidratación las noches de verano, para evitarlo lo mejor es tomarse un vaso de agua antes de dormir. Recuerda que lo mejor es beber entre 2 y 4 litros de agua a diario para mantener los niveles de hidratación aconsejables para el verano. Eso sí, no cuentan las cervezas ni las bebidas azucaradas. Se pueden beber, pero sólo dan sensación de frescor ya que, por el contrario, a lo que se pueda pensar, en exceso hacen que el cuerpo pierda líquido.

11. Enfría tus pies

11 pies

Los pies son muy sensibles a las temperaturas porque tienen muchos puntos de pulso. Si hace mucho calor, y ya han pasado al menos dos horas desde la cena, antes de irte a dormir, puede ser una buena idea mojar tus pies con agua fría. Enfría todo tu cuerpo simplemente colocando tus pies en agua fría antes de dormir. Si puedes, mantén un recipiente con agua al lado de la cama y cuando sientas demasiado calor coloca tus pies dentro unos minutos. También puedes mojar unos calcetines y ponértelos durante un rato antes de meterte en la cama

12. Emplea arroz

12 compresa arroz

El arroz no es únicamente para comer, sino que también puede ayudar a mantenerte fresco durante las noches calurosas de verano. A modo de compresa fría en verano, llena un calcetín con arroz, átalo y colócalo en el congelador aproximadamente una hora antes de dormir. La compresa se mantendrá fría por 30 minutos, lo suficiente como para dormirte. Lo mismo puedes hacer en invierno, solo calentando el arroz en el microondas.

13. Evita el ejercicio físico antes de dormir

13 ejercicio

Cuando hacemos deporte, los músculos empiezan a calentarse al intentar obtener energía. Esto provoca que la sangre que circula por nuestro cuerpo también se caliente y aumente nuestra temperatura corporal. Además, el ejercicio aumenta la frecuencia cardíaca y nos puede costar conciliar el sueño porque estamos más activos, por lo que es recomendable que se realice entre tres y cuatro horas antes de irse a dormir.

14. Ventila la casa y la habitación

14 ventana

Una habitación ventilada es importante en cualquier época del año, pero en verano, cuando aprieta el calor, se vuelve imprescindible. Con tan solo abrir las ventanas de la casa durante 10 minutos conseguiremos renovar el aire y obtener más oxígeno, ayudando también a eliminar malos olores. Cuando el calor se acumula la sensación de aire sucio es aún mayor, por lo que es buena idea abrir las ventanas tanto por la mañana como por la noche, cuando las temperaturas son más bajas. Así podremos generar sensación de corriente y renovar el aire y refrescar el ambiente.

Noches de verano con una cerveza en la mano

En estas noches de verano donde lo que te pide el cuerpo es no estar en casa y estar por ahí en alguna terraza con los amigos que queden en la ciudad o en alguna zona de playa o montaña de vacaciones, puede que el mejor truco para dormir bien sea simplemente eso, dormir después de haber estado tomando unas cervezas bien frías y echando unas risas. Seguro que ese rato servirá para hacer que te duermas más rápidamente antes de notar el calor de tu habitación y el haber estado pasando un tiempo distendido con tu gente hará que tu mente esté más despejada y conciliar el sueño y mantenerte dormido toda la noche será más fácil.

Para esa salida, no te olvides de usar una de nuestras sandalias para mantenerte fresco y con estilo. Visita nuestro catálogo y encuentra el modelo adecuado para tu noche



Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll to top